Creación de “Policía Vial” regresó a Comisiones

*El alcalde municipal, Héctor González Ibarra, asintió que nada debe aprobarse al “vapor”, señaló que en el Ayuntamiento se trabaja con transparencia, honestidad y a conciencia

/ 01 / 03 / 2012

Por: Arcelia García Ortega


Tepic, Nayarit; 28-Febrero-2012.- La mañana de ayer, el dictamen relativo a las reformas y adiciones al Reglamento Vial del Municipio de Tepic,  fue turnado nuevamente a Comisiones para realizar correcciones necesarias.

Dictamen que por cierto, antes de ser presentado a cabildo se exhibió en las redes sociales y hubo fuertes criticas porque el reglamento contenía inconsistencias y errores que debió de haber revisado exhaustivamente la Comisión de Asuntos Constitucionales y Reglamentos, presidida por la regidora Sofía. Cabe destacar que la  presidenta de la Comisión de Tránsito y Vialidad, la regidora Eva Ibarra, se quejó el que no se haya tomado en cuenta a la Comisión para realizar un análisis exhaustivo, siendo que se trata de un asunto que le compete a la Comisión.

En la sesión intervino el regidor Milton Rubio, para fustigar la publicación de tal dictamen sin antes ser aprobado por cabildo, ya que quedó exhibida la falta de atención de algunos de los regidores a asuntos tan importantes y trascendentales.

En este sentido, el alcalde municipal fue claro al decir que todos somos susceptibles a cometer errores, pero también, a corregirlos, por lo tanto, propuso que se votara sólo el cambio de nombre del Reglamento, para que en lugar de Reglamento Vial del Municipio de Tepic, se denominara Reglamento para la “Policía Vial” de Tepic.

Y resaltó que así son las cosas, si algo no está bien, no hay por qué aprobarlo, se puede regresar a la Comisión correspondiente para su análisis porque se quiere que las cosas se hagan bien y a conciencia.

La regidora Eva intervino durante la sesión para exponer observaciones al Reglamento de Tránsito, las cuales fueron muchas, aquí están algunas, “Los artículos 33 fracciones X, XI y XII y 34 fracciones X, XI y XIII contienen errores de sintaxis, los cuales llevan al texto normativo a establecer lo siguiente: Es obligación de los conductores de motocicletas transportar más de dos personas, o transitar acompañado con menores de edad. Es obligación de los conductores de motocicletas transitar el conductor o su acompañante sin casco protector. Es obligación de los conductores de motocicletas circular por lugares prohibidos. Es prohibición de los conductores acudir a los centros de verificación de contaminantes. Es prohibición de los conductores no arrojar objetos o basura desde el interior del vehículo. Es prohibición de los conductores respetar los señalamientos de “alto uno y uno”.

Destacó que en cuanto a la denominación que el dictamen pretende darle al cuerpo normativo que regule la vialidad del municipio de Tepic, que se propone sea “Reglamento de la Policía Vial del Municipio de Tepic, Nayarit”, resulta inadecuada, ya que la denominación propuesta implicaría que el conjunto de normas contenidas en dicho cuerpo regulan la actuación y funcionamiento de la corporación policiaca de vialidad, más no la vialidad del municipio; por lo tanto, la denominación correcta debe ser “Reglamento de Vialidad del Municipio de Tepic”.

Y agregó que el artículo Segundo Transitorio del decreto que el dictamen somete a consideración, señala que “Se abroga el Reglamento de Tránsito y Vialidad del Municipio de Tepic” lo cual contradice el texto del primer Punto de Acuerdo que autoriza diversas adiciones, lo cual deja de manifiesto que no existe armonía normativa en el dictamen.

Señaló que en el reglamento no se incluyó lo aprobado por los diputados en la pasada legislatura, el Alcoholímetro. Puntualizó que con fecha trece de agosto de dos mil once, se publicó en el  Periódico Oficial, Órgano del Gobierno del Estado de Nayarit, el Decreto que Reforma y Adiciona Diversos Artículos de la Ley de Tránsito y Transporte del Estado de Nayarit, el cual en su artículo Segundo Transitorio, concede a los gobiernos municipales un plazo de noventa días naturales para adecuar los reglamentos municipales en torno a la materia normativa de la reforma decretada por el Congreso del Estado de Nayarit, plazo dentro del cual los integrantes de la Comisión de Seguridad Pública y Tránsito sometieron a consideración una iniciativa que da cumplimiento a lo ordenado por el Poder Legislativo del Estado, la cual no fue tomada en cuenta. Recalcó que la implementación del alcoholímetro y su correcta regulación no es una cuestión opcional, sino obligatoria, derivada de un decreto legislativo.

Externó que para la implementación de la “Policía Vial”, es necesario reformar la fracción II del artículo 47 del Reglamento de la Administración Pública para el Municipio de Tepic, Nayarit, pero ello debe realizarse mediante un punto de acuerdo independiente, con sus respectivos artículos transitorios.